jueves, 16 de septiembre de 2010

VENEZUELA: Cae rentabilidad del sector agrícola pese a alza de precios.


 Siembra de maíz | Archivo

La inversión en el campo ha caído por las intervenciones de tierras. Piden medidas adicionales debido a que los montos fijados no compensan los costos de producción


Las metas de producción de los rubros agrícolas maíz, arroz, sorgo, caña de azúcar y café no se han cumplido. La falta de una política comercial que permita compensar a tiempo los altos costos de producción, y que estimule la siembra, ha sido determinante para que el sector no crezca al mismo ritmo que hace cinco años.

Los productores también indicaron que las medidas de intervención de fincas han restado valor a la tierra, y para muchas instituciones ya no es confiable otorgar préstamos tomando como aval este bien.


Las inversiones en el sector se han reducido a la espera de señales que garanticen el respeto a la propiedad privada. Se calcula que entre 2005 y hasta la fecha, más de 3 millones de hectáreas que estaban en manos de privados, forman parte de las tierras del Estado.


El presidente de Fedeagro, Pedro Rivas, señaló que muchos productores se arriesgaron a sembrar y a tratar de recuperar lo que se perdió de la cosecha de 2009 por la sequía. Reconoce que aunque tardío, el Gobierno hizo un esfuerzo y fijó la semana pasada los precios para el maíz, el arroz y el girasol. Pero estos montos no cubren los costos de producción y se mantiene la pérdida de rentabilidad del sector, agregó.


"Queremos reconocer que el vicepresidente Elías Jaua haya anunciado los precios para calmar un poco la incertidumbre en el sector. Pero creemos que deben seguir las reuniones para evaluar otros mecanismos de compensación porque estos precios siguen rezagados", dijo Rivas durante una visita al presidente editor del diario El Nacional , Miguel Henrique Otero.


Grano a grano


El presidente de Fedeagro precisó que en el caso del maíz, el año pasado los agricultores recibieron un bolívar por cada kilogramo arrimado a la industria, y el aumento aprobado para esta cosecha de 1,15 bolívares significa un alza de 15%, y no cubre las necesidades del sector.


Producir un kilo de maíz con un rendimiento de 3.500 kilos por hectárea cuesta en promedio 1,35 bolívares. Para compensar esa inversión, volver a sembrar, pagar los insumos, la maquinaria y la mano de obra, los agricultores deberían recibir como mínimo 1,6 bolívares.


En el arroz, con una productividad de 5.000 kilos por hectárea, se gastan 1,42 bolívares por kilo, y el precio que recibirá el productor quedó en 1,55 bolívares.


Fevearroz indicó que con este precio se mantiene el rezago en 8,8% y los agricultores no logran cubrir los costos, ni recuperar la rentabilidad. El sector había solicitado 1,7 bolívares por kilo de arroz paddy.


En el caso del sorgo, el presidente de Fedeagro refirió que es preocupante que el Gobierno obviara este cultivo que es fundamental para la producción de alimentos balaceados, y ligado a la actividad agropecuaria.


El kilo de sorgo está regulado en 0,75 bolívares y producirlo sale en más de 1,14 bolívares.


"Al no aprobar un incremento, se está decretando la muerte de este rubro", alertó Pedro Rivas, y añadió que se requiere como mínimo 1,36 bolívares para este cereal.


Sostuvo que otros rubros necesitan un aumento de precios urgente como el café que está a punto de comenzar la cosecha y la caña de azúcar a cuyos productores se les adeuda el subsidio de la zafra pasada, más de 90 millones de bolívares.


Cultivo en los puertos


El presidente de Fedeagro expresó la necesidad de que se limiten las importaciones agrícolas mientras se completa el ciclo de cosecha nacional.


Dijo que uno de los errores de este año fue elevar las compras externas sin precisar cuánto era realmente el déficit.


"Esperemos que se garantice la recepción de toda la cosecha nacional porque hay industrias que han expresado que no tienen cupo sino hasta diciembre. Vemos que se ha ordenado a las empresas recibir el cereal nacional y esperamos que eso se cumpla", agregó.


En tanto, Miguel Henrique Otero manifestó que las toneladas de comida de Pdval que se perdieron este año por la negligencia del Gobierno, representan uno de los casos más emblemáticos de exceso de importación.


"Es absurdo que se traigan tantos alimentos, mientras la producción nacional retrocede debido a las expropiaciones", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...